Miedo al coronavirus

¿Puede el coronavirus convertirse en pandemia?

Miedo al coronavirus. ¿Está justificado nuestro miedo al coronavirus? ¿Por qué ha provocado tanta alarma esta epidemia? ¿Podría convertirse en pandemia? 

Antes que nada deberíamos diferenciar qué es un brote epidémico y qué es una epidemia. Un brote es la aparición repentina de una enfermedad en una comunidad que nunca antes había experimentado tal enfermedad. La epidemia es cuando la enfermedad se extiende por encima de lo que normalmente se espera en una comunidad o región. Es decir, un brote se puede convertir en epidemia si se da la condición de que se escape a la incidencia prevista de la enfermedad.

Lo que realmente sucede es que las autoridades sanitarias prefieren utilizar el término brote epidémico por no alarmar a la población con la palabra «epidemia» que está comunmente asociada al contagio masivo. Sin embargo, la palabra que verdaderamente causa terror es la de «pandemia». La pandemia se produce cuando la enfermedad afecta a la población de cualquier lugar del mundo. Es decir, una pandemia es una epidemia mundial. Lo que no quiere decir que produzca un mayor número de víctimas sino que éstas están localizadas en amplias regiones del planeta.

CORONAVIRUS COVID-19

El nombre que se le ha dado a este coronavirus no puede ser más simple. «Co» por corona, «vi» por virus, «d» por disease (enfermedad en inglés) y 19 por el año en que fue detectado el primer caso, justo el 31 de diciembre de 2019.

Los coronavirus pertenecen a una familia de virus que fue descubierta en la década de los 60 pero cuyo origen es todavía desconocido. Sus diferentes tipos provocan diversas enfermedades, desde un simple resfriado hasta un síndrome respiratorio grave (neumonía grave). Su nombre le viene dado por su forma, similar a una corona. La mayor parte de los coronavirus no son peligrosos y pueden tratarse sin mayores consecuencias. 

Sin embargo, hay coronavirus que han provocado muertes masivas como el caso del SARS que apareció también en China en el 2002 y afectó a unas 8000 personas de 27 países causando la muerte a 774 personas durante los ocho meses que duró el brote. Por tanto, su índice de mortalidad fue de un 11 %. Anteriormente apareció en el 2012 en Arabia Saudí el MERS que ha contagiado a unas 2468 según fuentes de la OMS (Organización Mundial de la Salud) provocando la muerte a 851, es decir, un 35%.

El coronavirus, de momento, parece tener un índice de mortalidad más bajo, aunque ya ha superado en número de muertes al SARS, unas  2700 de más de 80000 infectados en todo el mundo, es decir, un índice de mortalidad de un 3,4 % aproximadamente.

ACTUALIZACIÓN: A 22 de Marzo de 2020 se contabilizan 340.000 infectados en todo el mundo y 14.000 fallecidos. Y las cifras no paran de aumentar.

¿PUEDE EL CORONAVIRUS CONVERTIRSE EN PANDEMIA?

   

 ¿Está justificado nuestro miedo al coronavirus?

.

LA OMS CAMBIA SU PERCEPCIÓN SOBRE EL CORONAVIRUS

Si hace unos días la OMS llamaba a la calma y era reacia a alarmar a la población sobre la extensión de la enfermedad, en los últimos días ha cambiado el tono de su discurso y habla ya de «posible pandemia». 

La OMS ha organizad diferentes reuniones con los más importantes especialistas en epidemiología y, aunque los médicos chinos no pueden asistir por motivos obvios, si se cuenta con ellos por video-conferencia. Pero ¿por qué ahora la OMS se muestra tan alarmada con la propagación del coronavirus? Tal vez la clave está en esta frase pronuncida por su director general, Tedros Adhanom Ghebreyesus:“Más allá del número de casos y muertes que cause, el problema es el gran trastorno político, económico y social que supone. Y un virus puede ser una amenaza más seria que cualquier acción terrorista”.

De lo que puede deducir que lo que preocupa realmente a las autoridades sanitarias es el impacto de fondo que una epidemia como ésta pueda provocar. Estamos hablando de pérdidas económicas astronómicas, de miles de empleos perdidos, de la cancelación de importantes eventos y, hay quien habla ya, del cierre de fronteras. Por tanto, las consecuencias pueden ser catastróficas.

PERO ¿QUÉ SABEMOS EN REALIDAD SOBRE EL CORONAVIRUS?

Puede que ahí este el quid de la cuestión. Primero decían que se incubaba en unos pocos días (de dos a cinco) pero ahora empiezan a hablar de hasta 24 días. Hay dudas también sobre la forma de contagio porque, aunque está claro que se transmite por vía área, ahora dicen también que puede contagiarse por objetos o sustancias recientemente contaminados (¿Cuánto de recientes?) y por contacto humano (¿Qué tipo de contacto y de que duración?). Y que incluso se puede contagiar antes de que el transmisor presente síntomas de la enfermedad. Además se está estudiando si el contagio masivo de los vecinos de un edificio en Wuhan ha podido producirse a través de los conductos de ventilación.

Parece ser que la fuente primaria del virus proviene de un murciélago vendido como manjar en un mercado de Wuhan (aunque esto tampoco está aún muy claro). De lo que cabe pensar que la costumbre de comer animales salvajes sin ningún control sanitario no resulta muy sana, precisamente.

¿QUIÉN DIJO MIEDO?

En la Edad Media la peste negra, que provenía de Asia, causó la muerte de un tercio de la población europea, según algunos estudios. La mal llamada gripe española, que provenía en realidad de EEUU, provocó la muerte de entre 50 millones a 100 millones de personas en todo el mundo durante el periodo de la 1ª Guerra Mundial. ¡Eso sí eran pandemias! Con los medios y la información de la que disponemos hoy en día, lo peor que puede suceder tal vez no lo produzca el coronavirus sino el impacto que el miedo al coronavirus puede causar en la población mundial.

PARA SUPERSTICIOSOS

Los años bisiestos como este 2020 son considerados años de mala suerte. Pues decir que esta epidemia de coronavirus se inició justo el 31 de diciembre de 2019 ¡Empezamos bien!

Por si fuera poco hay quienes dicen que desde hace 700 años en cada decada de los 20 de cada siglo se produce una pandemia  ⏎

Sigue navegando con nosotros y descubre nuevos misterios:

Casa encantada en España↵

Suscríbete